Lunes de Poesía Aún no hay puntuaciones.


  1. Estar atento al mundo

Un poeta que está en situación poética de saber observar y escuchar, preocuparse por los detalles de su entorno y las sensaciones que están en el aire y el espacio. El poeta es el especialista de lo mínimo, en ese sentido, es un cazador de vacíos que lo van llenando poco a poco. Es imprescindible estar en actitud activa para reconocer lo sutil o lo vertiginoso del mundo. 

  1. Afinar la palabra por el amor a la palabra

No puede existir poeta si no se ama la voz, la oralidad, la música, los estímulos sonoros. Palabra, sonido y silencio. Los juegos de la oralidad son fundamentales para hacer poesía. En el ejercicio diario es vital apreciar la palabra, los susurros, las cosas delicadas, incluso lo inaudible.

  1. Apasionarse por la belleza en todas sus formas

No se trata solo de pensar que la belleza va en las palabras. El verdadero poeta, es el que pone en dialogo todo las artes, partes y contrapartes. Sabe sintetizar, sabe concretar, porque sabe de diálogos y es capaz de ver, sentir y escuchar relaciones, conexiones en los estímulos que encuentra. El poeta es que el sintetiza el mundo, porque pone a conversar las voces y las presencias de este mundo y otros mundos.

  1. Identificar otras voces

Se deben reconocer los poetas que han fundado los caminaos de la poesía como género, por ejemplo, los poetas fundacionales; claro está, sin olvidarse nunca de la capacidad cromática y musical de nuestros pueblos ancestrales. Hay que leer poetas Guaranís, Nahuas, Mapuches, Quechuas, así como la multiplicidad de voces que llegaron con la conquista y alimentaron nuestro idioma.

A veces poetas como Pablo Neruda son definitivos, pero también otros como Octavio Paz que canalizan la búsqueda; Vicente Huidobro que te llenan de vértigo y pasión; de ahí que existan ritmos. En Colombia tenemos grandes como León de Greiff, Luis Vidales, José Manuel Arango, Juan Manuel Roca, entre otros. A la final se debe leer, pero leer lo que tenga que ver con las pulsaciones y ritmos de uno, no atiborrase con lo que otros han leído.

  1. Escribir, Escribir sin autocensura

Como poeta, uno debe beberse por completo la experiencia, es decir, no negarse nada. El poeta es el único que debe seguir el camino con el texto, dado que es un asunto íntimo. Los descubrimientos e intervenciones en el poema los hará el poeta cuando llegue su momento. En este arte, el escribir continuamente – incluso de forma testaruda – es una buena práctica, puesto que hablamos de sostener una armonía en una experiencia de comunicación propia, en la cual se configuran sensaciones y estímulos en una misma ruta.

5 consejos para escribir poesía (Tomado de https://bibliotecasmedellin.gov.co/cms/blog/listos-para-volver-a-nacer-5-consejos-para-escribir-poesia/)

Califica nuestra Noticia